El legado de Nikola Tesla en Serbia

La Central hidroeléctrica en el río Vučjanka es la segunda , por antigüedad, construida en  Serbia, se encuentra a unos pocos kilómetros por encima de la ciudad de Vučje cerca de Leskovac, fue construida en 1903 y ha estado funcionando ininterrumpidamente desde  entonces.

IMGP8566

La Central hidroelectrica del rio Vucjanka, con las palas de la turbina Pelton

Reconociendo el potencial de la corriente alterna para proporcionar electricidad segura, la Sociedad Eléctrica de Leskovac se formó en 1901. Con los ojos centrados en el  río Vučjanka, el grupo reunió a 168 accionistas para recaudar capital y financiar la construcción de la central hidroeléctrica de Vučje . El equipo, que incluye la primera línea de transmisión al Reino de Serbia – de Vučje a Leskovac (16 km) – fue comprado por 152.700 dinares de la época en oro, de la empresa alemana “Siemens-Halske”, y la construcción fue encomendada a Joseph Granzan, originario de  Gran Bečkerek ( la actual Zrenjanin).

A Đorđe M. Stanojević se le considera el mayor promotor del proyecto, amigo de Nikola Tesla ya en 1894 publicó el libro “Nikola Tesla y sus inventos” siendo el primer libro sobre Tesla en Serbia y el segundo en todo el mundo, a él se le considera el padre de la electrificación de Serbia. En el patio de la central hay  una estatua dedicada a su figura y dentro de la sala de turbinas una medalla con el Premio “Tesla Spirit” otorgado por la “Tesla Science Foundation“.

La central se inauguró  el 11 de diciembre 1903 según el calendario antiguo o el 24 de diciembre siguiendo al calendario gregoriano, la fecha  pudo haberse elegido porque ese mismo día de 1877 Leskovac fue liberada de la ocupación turca-otomana. Las turbinas comenzaron a trabajar con 2 unidades hidráulicas de la marca Siemens & Halske de más de 139 kW.  En 1931 se puso en funcionamiento la tercera, de la marca sueca ASEA de 800 kW, por lo que esta planta recibió una capacidad instalada total ligeramente superior a 1 MW.

Al transmitir una corriente alterna de 50 hercios a 7000 voltios, considerablemente alta respecto a otras centrales coetáneas, la central de Vučje pudo transformar la economía regional. En aquel momento la floreciente  industria textil basada en la manufacturación del cáñamo se aprovechó de la energía suministrada por dicha central, llegando a conocerse a  Leskovac como “el pequeño Manchester”.

Hoy en día produce alrededor de cuatro millones de kilovatios-hora de electricidad al año. En 2005 la planta hidroeléctrica de Vučje, fue  incluida en la lista de hitos históricos sobre instalaciones eléctricas del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE). Esta lista de “hitos” incluye sólo un puñado de instalaciones europeas, la mayoría de las cuales fueron obra de varias personas con nombres reconocibles incluso para aquellos que no tienen interés en la electricidad, incluyendo Benjamin Franklin y Guglielmo Marconi.

IMGP8574

Uno de sus curiosidades reside en el método en el que el agua es introducida en la central. Desde unos cientos de metros río arriba el agua se desvía por un canal excavado en la piedra de la montaña, con aproximadamente 900 metros de largo y una media de  metro y medio de profundidad, el acceso a este  canal está prohibido, pero no hay nadie que lo impida,  siendo bastante seguro la mayor parte del recorrido. En algún punto existe una barandilla de seguridad donde hay espacio para una sola persona y realmente estas en un despeñadero con una caída vertical  de 100 metros. El caudal está regulado por distintas exclusas hasta llegar a la galería de presión  situada  unos 100 metros más alta que la central desde donde se deja caer a través de una tubería de plástico blanco. Al final de la galería de presión se suministra el agua a la turbina por medio de una válvula de aguja, también llamadas inyectores, los cuales tienen forma de tobera para aumentar la velocidad del flujo que incide sobre las cucharas de la turbina tipo Pelton, que consiste en una rueda (rodete o rotor) dotada de cucharas en su periferia, las cuales están especialmente realizadas para convertir la energía de un chorro de agua que incide sobre las cucharas.

IMGP8611

Inicio del canal

En los alrededores de la central existe un parque recreativo que supongo que en verano tendrá visitantes, en el momento de mi visita  un hotel abandonado se derrumbaba en frente de la central y el acceso a la central estaba restringido pero aguas arriba, a unos doscientos metros, hay una preciosa cascada. Además del precioso entorno natural existe una iglesia dedicada a San Juan Bautista, en su frontispicio de puede ver la imagen de la cabeza de San Juan cortada en una bandeja de plata, en una pequeña colina del patio de la iglesia existe una inscripción en madera  donde se indica que esta zona  está enterrado el famoso guerrero local Vlajko Radenković que lucho contra el imperio otomano. En los meandros del río también se pueden visitar molinos de agua donde los autóctonos muelen el maíz, con un poco de suerte te pueden invitar a un desayuno local.

.

 

Anuncios

Die Musik

El 14 de Julio de 1862 nacía en Austria Gustav Klimt, autor  del  cuadro Die Musik que se puede encontrar en una pequeña sala del Museo Neue Pinakothek de Munich, compartiendo estancia con Margaret Stonborough-Wittgenstein, la agonía de Egon Schiele y a unos pocos pasos de los girasoles del loco del pelo rojo.

 

IMGP7826

Es un cuadro diminuto donde una mujer toca un instrumento de cuerda cercano a una cítara o un autoarpa, quizás como las que tocan en la actualidad PJ Harvey, Basia Bulat o Joanna Newsom.

Klimt pintó también a Danae recostada mientras Zeus se apoderaba de su nívea virginidad metamorfoseado en lluvia dorada, un dorado que Klimt acuñó como moneda propia y que ya se  ve en Die Musik. Danae  y su anisomastia obsesionó al estrangulador de Montalbán en un libro que recomiendo a viva voz.

“La Danae de Klimt es un icono del narcisismo femenino tal como sólo lo puede concebir la imaginación masculina. La sexualidad femenina autosuficiente, ensimismada. Danae en su placenta, que es ella misma, con el poderoso muslo cerrando el paso a la puerta que va a la ciudad doliente del Dante. El infierno. El coño. Mediante El beso, Klimt trata de proponer la pareja universal, cosmogónica, ligada a la naturaleza”

 

 

De quoi tenir jusqu’à demain

SUFICIENTE COMO PARA AGUANTAR HASTA MAÑANA
Estamos en Europa. Hoy, la ciudad o el país no tienen ninguna importancia. Estamos en un contexto mediocre. Sin gana ni deseo. Donde se crea una necesidad, insaciable. Consumes como en el restaurante. Pagas, acabas, donde la oferta es superior a la demanda real. Donde simulamos gozar, ante imágenes, ante cámaras. Donde nos convencemos de que eso nos cura. Aunque al final nadie es curado. Esta es la teoría. En la práctica, vuelvo del trabajo. Y salgo de nuevo enseguida. Las luces de los carteles parpadean sobre mi cabeza, y me pregunto… ¿soy un paisaje? ¿una fábrica? Me cruzo con cuerpos perdidos, como yo, buscando una presencia, una mirada, otro cuerpo que tocar, durante unos minutos, durante unas horas. Tengo alcohol, tengo pastillas, tengo mucho tiempo. Tengo alcohol, tengo pastillas, suficiente para aguantar hasta mañana. Es una postura tan vieja como el mundo; un cigarro, unas palabras intercambiadas. Es una postura tan vieja como el mundo. Un proceso mecánico y lógico, un proceso mecánico biológico. Te busco, me encuentras. Me buscas, te encuentro. Tengo mucho tiempo. Una pareja cuenta sus orgasmos, una mujer censa sus compañeros sexuales, dos hombres comparan sus actuaciones. Esta es la teoría. En la práctica, llegamos sólos y nos vamos sólos. Y esta soledad nos pesa, porque incluso en esos momentos de intimidad sabemos bien que estamos todos totalmente separados. Te busco, me encuentras. Me buscas, te encuentro. Suficiente como para aguantar hasta mañana. Te busco, me encuentras. Me buscas, te encuentro. Es como para creer que la realidad es siempre decepcionante. Como para creer que hay un abismo entre el día y la noche, entre lo que imaginamos y lo que vivimos, entre lo que sentimos y lo que padecemos, entre lo que empezamos y lo que conseguimos. Como para creer que hay un abismo entre tu boca y la mía, unidas.

8672911624_ec48f2e99a_o

Nous sommes en Europe
Aujourd’hui même
La ville ou le pays n’ont aucune importance
Nous sommes dans un contexte médiocre
Sans envie ni désir
Où l’on crée juste un besoin
Insatiable
Tu consommes
Comme au restaurant
Tu payes
Tu finis
Où l’offre reste supérieure à la demande
Réelle
Où l’on fait semblant de jouir
Devant des images
Devant des caméras
Où l’on se persuade que cela nous soigne
Alors qu’au final
Personne n’est guéri

Voici la théorie

Dans la pratique
Je rentre de mon travail
Et ressort aussitôt
Les lumières des enseignes clignotent
au-dessus de ma tête
et je me demande
suis-je un paysage?
suis-je une usine?

Je croise des corps perdus
comme moi
à la recherche d’une présence
d’un regard
d’un autre corps à toucher
quelques minutes
quelques heures
j’ai de l’alcool
j’ai des pilules
j’ai tout mon temps
j’ai de l’alcool
j’ai des pilules
de quoi tenir jusqu’à demain matin

C’est une posture vieille comme le monde
une cigarette
quelques mots échangés
c’est une posture vieille comme le monde
un processus mécanique et logique
un processus mécanique biologique

Je te cherche
tu me trouves
tu me cherches
je te trouve

J’ai tout mon temps

Un couple compte ses orgasmes
une femme recense ses partenaires sexuels
deux hommes comparent leurs performances
voici la théorie
dans la pratique
nous arrivons seuls
et nous repartons seuls
et cette solitude nous pèse
car même dans ces moments d’intimité
nous savons bien que nous sommes tous
profondément séparés

Je te cherche
tu me trouves
tu me cherches
je te trouve

J’ai tout mon temps

Je te cherche
tu me trouves
tu me cherches
je te trouve
J’ai de l’alcool
j’ai des pilules
je te cherche
tu me trouves
tu me cherches
je te trouve
Je te cherche
tu me trouves
tu me cherches
je te trouve

À croire que la réalité est toujours décevante
à croire qu’il y a un gouffre entre le jour et la nuit
entre ce que l’on imagine et ce que l’on vit
entre ce que l’on ressent et ce que l’on subit
entre ce que l’on entreprend et ce que l’on réussit
à croire qu’il y a un gouffre
entre ta bouche et la mienne
réunies